Buscar este blog

ZANAHORIA PARA MANTENER EL BRONCEADO

Una de las claves para mantener ese bonito bronceado que hemos conseguido en verano es sin duda la alimentación. El consumo de frutas y hortalizas asi como una buena hidratación de la piel son la base para no perder el moreno tan rápidamente. Pero sin duda uno de los alimentos más completos para conseguir este propósito es la zanahoria.

El consumo de zanahoria nos ayudará a conseguir ese ansiado bronceado veraniego que tanto nos gusta pero también a prolongarlo y mantener una piel hidratada, tersa y suave. El secreto para ello reside en el beta-caroteno y la vitamina A

El beta-caroteno es un pigmento natural que se encuentra en muchos vegetales y es requerido por el cuerpo para la formación de la vitamina A. Es decir, gracias a esta sustancia el hígado y el intestino delgado son capaces de generar vitamina A. Los beta-carotenos no solo nos ayudan a conseguir el bronceado sino que, al mismo tiempo, protegen la piel de los efectos negativos del sol. Además tienen muchos otros beneficios para el organismo ya que tienen propiedades antioxidantes, protegen nuestro sistema inmunológico y favorecen la formación de huesos y de glóbulos rojos. Eso si, lo recomendable es obtener el betacaroteno a través de los alimentos que lo contienen de forma natural y no en suplementos, ya que en dosis muy elevadas puede ser perjudicial (sobre todo para los fumadores).

Los vegetales ricos en beta-carotenos son los amarillos, naranjas y rojos o verdes oscuros, por ejemplo: los tomates, los pimientos rojos, la calabaza, los albaricoques, el melón o los melocotones, las espinacas, el brócoli o las coles de Bruselas.

Como hemos dicho, las zanahorias son ricas en beta-caroteno por lo que, gracias a su consumo, mantendremos una piel bronceada y suave. Podemos incluirlas en nuestra dieta de muchas formas, ya sea en purés, ensaladas, como guarnición e incluso en postres, pero lo importante es consumirlas con regularidad. Incluso podemos mezclar zumo de zanahoria con nuestra crema hidrantante habitual para conseguir unos resultados estupendos y una piel suave y tersa.